Qué es la cuota de autónomo en España

¿Qué es la cuota de autónomos en España y cuánto se paga?  

14 septiembre 2022 Fiscalidad

En nuestro país más de 3 millones de personas trabajan bajo el régimen de profesionales por cuenta propia y están sujetos al pago de una cuota de autónomo que deben pagar cada mes para recibir determinadas coberturas sociales.

¿Qué es un autónomo en España?

Un autónomo es aquella persona física que realiza una actividad laboral por cuenta propia  sin un contrato de trabajo que lo vincule profesionalmente a un tercero empleador. El autónomo obtiene sus rentas emitiendo facturas por el trabajo prestado y existen distintos tipos de trabajadores por cuenta propia. Lo que sí es común a todos es que para ser uno de los cerca de 3,3 millones de autónomos de nuestro país hay una serie de requisitos que el profesional por cuenta propia debe cumplir.

El autónomo en España debe ser mayor de edad o estar emancipado si es menor.  Debe estar dado de alta en la Agencia Tributaria, entidad responsable de la recaudación de impuestos; y si los ingresos del profesional autónomo superan el salario mínimo interprofesional, también debe darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social, organismo que gestiona las pensiones, jubilaciones, bajas, etc.

El Autónomo en España, entre otras obligaciones, también debe rellenar una serie de modelos en la Agencia Tributaria como el 036, el 037 o el de Autoliquidación; debe descubrir qué epígrafes del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) le corresponden; y conocer su régimen fiscal, así como los impuestos que deberá satisfacer… y por supuesto pagar la cuota de autónomo.

¿Qué es la cuota de autónomos?

Todos profesional por cuenta propia debe pagar mensualmente a la Seguridad Social una cantidad económica: la cuota de autónomos. Esta cuota sirve, por ejemplo, para dar coberturas al autónomo cuando este necesite una asistencia sanitaria o como pensión una vez llegada la jubilación. No todos los autónomos pagan la misma cuota, ya que ésta se estipula por lo que se conoce como tramos.

A diferencia de lo que ocurre con los asalariados, a los que se aplica un tramo u otro del Impuesto de las Personas Físicas (IRPF) según los ingresos que refleje su nómina, la cuota de autónomos es una cantidad fija mensual que elige el propio autónomo en función de sus preferencias pero sin estar vinculada obligatoriamente a los ingresos que estos reciben. Sin embargo esto va a cambiar a partir del 1 de enero de 2023, como veremos más adelante.

¿Qué prestaciones cubre la cuota?

La cuota de autónomo que paga cada mes el profesional por cuenta propia a la Seguridad Social cubre, mediante un porcentaje de la cantidad abonada,  las siguientes coberturas prestaciones:

Contingencias profesionales.

Nos referimos a accidentes laborales, o en el trayecto de ida y vuelta al trabajo si no trabaja desde casa, y a las enfermedades profesionales que aparecen como consecuencia de la actividad estrictamente profesional.

Contingencias comunes.

Estas contingencias se dan fuera de la actividad laboral y su naturaleza hace que el autónomo, temporal o definitivamente, no pueda trabajar. Las más habituales son: incapacidad laboral temporal o permanente, jubilación, viudedad, orfandad, pensión y subsidio a favor de familiares, auxilio por defunción, protección, farmacéutica, asistencia médica, necesidades farmacéuticas, maternidad, paternidad o riesgos durante el embarazo o lactancia.

Cese de actividad.

Es una cobertura similar a la prestación por desempleo que recibe el trabajador por cuenta ajena, pero para recibirla el autónomo debe cumplir una serie de requisitos. Debe estar dado de alta en el  RETA, estar al día en el pago cuota autónomo, no tener la edad de jubilación o haber cotizado durante los 12 meses anteriores a la solicitud del cese de actividad.

Formación.

Una parte de la cuota de autónomo va destinada a la formación con el objetivo que el profesional por cuenta propia mejore sus competencias y habilidades y gane empleabilidad.

Jubilación.

Esta es una de las coberturas más conocidas que el autónomo cubre con el pago cuota autónomo mensual. Además de contar con la edad legal de jubilación y los años cotizados, para jubilarse el autónomo debe estar dado de alta en el RETA, estar al corriente de pago cuota autónomo  y cumplir con dos periodos de carencia, uno genérico y otro específico.

Maternidad y Paternidad.

La baja por maternidad y paternidad para autónomas y autónomos es una contingencia común y tiene una duración de 16 semanas ininterrumpidas bien desde la fecha del parto, o bien desde un momento anterior si así se decide.

¿Cómo se calcula la cuota?

Lo primero que hay que hacer para calcular la cuota de autónomo es escoger la Base reguladora de cotización a partir de los distintos tramos establecidos en el RETA. Una vez escogida la Base reguladora, aplicaremos el tipo de cotización y que durante 2022 es del 30,6%.
El siguiente paso es multiplicar la Base reguladora de cotización por el tipo de cotización. De este modo, cuota mínima de autónomos de 2022 son 294 euros, fruto de multiplicar 960,6 euros x 30,6. Este es un porcentaje que varía cada año. Es muy habitual hacer uso de algún software de contabilidad o más general aún que una gestoría lleve las cuentas al autónomo.

¿Cuánto se está pagando de cuota en el 2022?

Tal y como se recoge en los Presupuestos Generales del Estado 2022, si un autónomo cotiza por la Base reguladora mínima abonará mensualmente una cuota de 294 euros, y esta es la opción elegida por la mayoría de los profesionales por cuenta propia españoles.

Sin embargo, existen distintos tramos que van desde la Base reguladora mínima de cotización (960,6 euros) y 294 euros mensuales a la Base reguladora máxima (4.139,4 euros) que le supondrá un desembolso de 1.266,66 euros mensuales, así hasta 8 tramos diferentes que incorporan la subida en cuota autónomo.

¿Cuál es actualmente la cuota de autónomo el primer año?

Para fomentar el autoempleo los nuevos autónomos podrán disfrutar de una cuota mensual reducida a pagar a la Seguridad Social durante sus primeros años de actividad,  siempre y cuando cumplan una serie de requisitos.

Es lo que algunos definen como la tarifa plana para autónomos y que supone el pago cuota autónomo cada mes, durante el primer año,  de 60 euros en lugar de los 294 euros que constituyen la cuota mensual mínima en 2022.  Pasados los primeros 12 meses y hasta llegar a los 36 meses, esta cuota se va igualando al importe de la Base reguladora mínima.

Para disfrutar de esta cuota de autónomo tarifa plana el o la profesional por cuenta propia debe darse de alta como autónomo por primera vez o no haber sido autónomo en los últimos dos años, o tres si ya había disfrutado de esta bonificación, y no está abierta a la figura del autónomo colaborador.

En cuanto a las prestaciones vinculadas a esta tarifa plana, la nueva cuota de autónomo de primer año sí que incluye la cobertura a contingencias comunes y profesionales, pero quedan fuera el cese de actividad y la ayuda a la formación.

¿Cuándo se paga la cuota?

La cuota de autónomo se paga mensualmente y el formato más habitual es que la Tesorería General de la Seguridad Social domicilie un recibo a final de mes a través de la entidad bancaria con la que trabaja el profesional por cuenta propia, aunque también se puede realizar un ingreso o recurrir a procedimientos telemáticos de pago cuota autónomo.

Se puede pagar la cuota durante todo el mes en transcurso, pero si se da una demora en el pago cuota autónomo el profesional por cuenta propia se expone a recargos que parten del 10% del total de la deuda si se paga al mes natural siguiente de su vencimiento y que es progresivo, llegando al 35% si el pago de la deuda se produce 3 meses naturales o más tarde.

La cuota de autónomos en Europa

Si bien en otros países europeos existe una figura similar a la del trabajador por cuenta propia, las prestaciones que recibe y su naturaleza jurídica hace que sea una figura diferente a la del autónomo español. Tampoco existe una normativa común europea para los trabajadores por cuenta propia de la Unión Europea en lo que al pago cuota autónomo se refiere.

Si bien es cierto que los autónomos españoles son lo que pagan la cuota de autónomos más alta de Europa pero también son los que reciben más coberturas sociales que en muchos casos se equiparan a las de los profesionales por cuenta ajena. En la mayoría de países de Europa los autónomos, si bien pagan una cuota muy baja o están excluidos de ésta el primer año, sí que pagan impuestos a final de año en función de los ingresos.

El futuro de la cuota de autónomos en España
El Congreso de los Diputados aprobó en agosto de 2022 un Real Decreto-Ley que reforma el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos que determina una nueva cuota de autónomo, por el que desde el 1 de enero de 2023 los autónomos españoles ya no podrán decidir su Base reguladora de cotización, es decir la cantidad que aportan a la Seguridad Social, y pasará a fijarse su cuota según lo que declaren como rendimientos netos.

De este modo, con esta reforma de las cuotas, pagarán en función de lo que ganen, igual que ocurre con los trabajadores por cuenta ajena. La nueva cuota de autónomo fija un sistema con 15 tramos de ganancias declaradas que se corresponderán con una determinada cuota y se mantienen todas las coberturas sociales

¿Cómo se calculará la cuota de autónomos a partir del 2023?
La nueva cuota de autónomo se calculará a partir de 2023 en Base reguladora a los rendimientos netos obtenidos por cada profesional por cuenta propia.  En términos porcentuales, con esta reforma de las cuotas, los autónomos con ingresos más bajos experimentarán una reducción de su nueva cuota de autónomo en más del 30% respecto a la actual.

Los trabajadores autónomos con rendimientos por debajo del SMI, entre los que abundan jóvenes y mujeres, empezarán en 2023 pagando cuotas entre los 230 y los 275 euros, para rebajar el pago cuota autónomo en 2025 a cuotas entre 200 y 260 euros al mes.

También en 2025, los tramos de rendimiento medio, considerando en este grupo de cotización los ingresos entre 1.125 euros y 1.700 euros, tendrán cuotas entre 290 y 294 euros mensuales.

A partir de ahí, con la nueva cuota de autónomo, se articulan hasta ocho tramos más, para los ingresos entre 1.700 y 6.000 euros mensuales, que pagarán entre 350 y 530 euros mensuales, mientras que por encima de los 6.000 euros de ingresos la cuota ascenderá a 590 euros.

Con esta reforma de las cuotas, aproximadamente el 69% de estos profesionales por cuenta propia pasarán a pagar una nueva cuota de autónomo inferior a la Base reguladora mínima actual, que como hemos visto es de 294 euros al mes.