Tipos de gravamen en Navarra

¿Qué es el tipo de gravamen en Navarra?

31 octubre 2022 Fiscalidad #fiscalidad foral Navarra , #gravamen navarra

Debido a que en España no hay uniformidad fiscal, los regímenes forales del País Vasco y de Navarra son distintos al régimen común. Esto sucede en consecuencia del IRPF y la progresividad que le caracteriza, que provoca que el tipo impositivo a aplicar sea mayor en aquellos tramos en los que las rentas declaradas son, también, mayores. Veamos qué caracteriza el gravamen en Navarra.  

¿Qué es el tipo de gravamen? 

De acuerdo con el artículo 55 de la Ley General Tributaria, el tipo de gravamen hace referencia al total que se aplica a la base liquidable con el fin de obtener la cuota íntegra.  

Tipos de gravamen

Los tipos de gravamen (o tipos impositivos) pueden ser específicos o porcentuales.  

Tipo de gravamen específico 

Los gravámenes específicos hacen referencia a las cantidades fijas que se aplican sobre las unidades de una base imponible no monetaria, normalmente a través de los Impuestos Especiales. Como su nombre indica, son de cuantía fija, pero pueden establecerse gradualmente. 

Por ejemplo, el Impuesto sobre Hidrocarburos pertenece a esta categoría, ya que grava una cantidad de euros por los litros de combustible adquiridos. 

Tipo de gravamen porcentual 

También conocidos como alícuotas, los gravámenes porcentuales son porcentajes que se aplican sobre una base imponible monetaria. Dentro de este tipo, encontramos tres subcategorías. 

Proporcionales

Si el porcentaje del tipo de gravamen porcentual es fijo o único, hablaremos de un gravamen proporcional. En consecuencia, no depende de la cuantía de la base sobre la que se aplica. El impuesto clásico de este grupo sería el IVA, un 21% independientemente de si la base es de 10 o de 10.000 euros.  

Progresivos

Cuando existe una escala o tarifa de tipos que varían juntamente con la base, se da un tipo de gravamen porcentual y progresivo. En este caso, el gravamen es mayor si la base aumenta, pero solo hasta un tope máximo, a partir del cual el impuesto será proporcional. Por ejemplo, hablaríamos del IRPF como progresivo.  

Regresivos

Si, por el contrario, el gravamen disminuye cuando la base imponible aumenta, se tratará de un tipo porcentual regresivo.  

El tipo de gravamen en Navarra  

En función de la Comunidad Autónoma en la que residas, las deducciones y ventajas fiscales no serán iguales, debido a que la normativa varía según el territorio. Por ejemplo, el Convenio Económico de Navarra se diferencia a los demás sistemas de financiación, y su tipo marginal de gravamen es el más alto del Estado, siendo del 52%.  

Por una parte, tenemos los tipos de gravamen del Impuesto sobre Sociedades en Navarra, regulados en el artículo 51 de la Ley Foral 26/2016. Los tipos generales de gravamen serán del 28%, aunque para las pequeñas empresas será del 23% y para las microempresas de un 19%, estas dos últimas sujetas a una serie de requisitos. Asimismo, las sociedades cooperativas fiscalmente protegidas y las sociedades laborales tributarán al 17%, y los fondos de inversión de carácter financiero y las sociedades y fondos de inversión inmobiliaria tributarán al tipo el 1%. Finalmente, las entidades que puedan disfrutar del régimen fiscal establecido en la Ley 10/1996 tributarán al 10%, y los fondos de pensiones al 0%. Todo esto, previo a tener en cuenta las deducciones o la tributación mínima. 

Por otra parte, la exacción — esto es la acción y efecto de exigir el pago de impuestos—, del IRPF de los sujetos pasivos que residan habitualmente en Navarra corresponde a la Comunidad Foral de Navarra. Los tipos impositivos aplicables a tanto la base general como a la especial de ahorro aparecen regulados en los artículos 59 y 60 del Decreto Foral Legislativo 4/2008. 

Si tu empresa tributa en Navarra, debes tener en cuenta todas estas especificaciones para optimizar tu contabilidad, y elaborar una preparación de impuestos eficiente. Asimismo, disponer de un programa de contabilidad puede resultar en una gestión más eficaz.   

Ejemplo de gravamen en Navarra

Por ejemplo, en el IRPF si partimos de una base liquidable especial del ahorro de 8.000 euros, deberemos: 

  • Inicialmente, determinar el tramo. En este caso, es de entre 6.000 y 10.000 euros.  
  • Seguidamente, ver qué cuantía fija le corresponde al valor más bajo del tramo. En este ejemplo, una cuota de 1.200 euros.  
  • A lo restante (en este caso, 2.000 euros), se le aplica el tipo aplicable del tramo (en este caso, 22%). El resultado en el ejemplo serían 440 euros.  
  • La cuantía restante total sería el total de la suma de estas dos cuantías (1.200 y 440 euros, por lo tanto, 1.640 euros).  

Posts relacionados