GSE qué es inflacion

Qué es la inflación

17 noviembre 2022 GSE Actualidad #inflacion en Europa , #que es inflacion

La escalada de los precios y la Inflación en la zona euro mantienen su avance y cada vez vemos una mayor afectación en los consumidores, quienes están viendo como su poder adquisitivo se está reduciendo y además muestran signos de inquietud y preocupación. Para poner un poco de luz en este escenario desde GSE te vamos ayudar a entender qué es exactamente la inflación y cómo nos puede afectar. 

Definición de inflación

La inflación es un fenómeno económico en el que se produce un aumento generalizado y sostenido de los precios de los servicios y los bienes en un país durante un periodo de tiempo sostenido.  

Se hace uso de índices que reflejan el crecimiento porcentual de lo que se denomina “cesta de bienes” ponderada, para medir el crecimiento de la inflación. El índice de medición de la inflación es el Índice de Precios al Consumidor (IPC) aunque no debemos confundir este índice con la inflación propiamente dicha. 

Cuál es el origen y las causas de que se produzca la inflación  

Como sabemos la economía depende de muchas variables y además todas están interconectadas. Por lo tanto, la variación de alguna de estas variables es difícil que no tenga un efecto directo o indirecto en el resto.

Podemos concluir que todo está relacionado. No obstante veamos cuáles son los fenómenos económicos que pueden desencadenar un escenario inflacionista y el porqué de la inflación. 

  • Desequilibrio entre la Oferta y la Demanda. Cuando la demanda excede a la oferta nos encontraremos ante un escenario de desequilibrio, en la que los consumidores querrán consumir una mayor cantidad de bienes de la que se puede producir. Ese desabastecimiento, se traduce en una escalada de precios por la predisposición del consumidor a pagar más por el mismo producto/servicio que en una situación de equilibrio.  
  • Aumentos en los costes de las empresas. Ya sea por tensiones en la cadena de suministro o por cualquier otro motivo, cualquier subida de costes en los factores productivos de las empresas tiene un impacto directo en la cuenta de resultados de la misma. Ante esta situación si la empresa decide mantener su margen de beneficios deberá adecuar el precio de venta al consumidor a su nueva realidad en relación a sus costes y realizar así un ajuste anual por inflación. 
  • Política fiscal expansiva. Esta herramienta la utilizan los Bancos Centrales para contrarrestar una situación de desequilibrio cuando la demanda agregada es inferior a la capacidad productiva de la economía. En este caso se produce un aumento de la base monetaria o lo que es lo mismo se inyecta dinero en circulación a la economía. Con esta inyección provocaremos un incremento en la demanda en los consumidores para que se cierre la brecha del desequilibrio. En este proceso, se llega a un punto en que la demanda supera la velocidad a la que las empresas pueden suministrar los bienes y servicios. Esto hace que los precios generales aumentan,  por lo que las políticas adoptadas según el BCE tendrán mucho impacto en términos inflacionarios. 

Tipos de inflación

Independientemente de lo que la provoque, existen distintos tipos de inflación. En función de la tendencia e intensidad que esta tenga, podemos definir los siguientes niveles:  

  • Deflación.  Podríamos considerarla como la inflación negativa que se produce en una situación de exceso de oferta y que puede provocar una disminución generalizada de los precios o una recesión económica. 
  • Inflación moderada: Enmarcamos este término cuando la subida de precios no rebasa el 10% anual. 
  • Inflación galopante: Se da en el caso de que existan inflaciones desmedidas. Estamos hablando incluso de dos y tres dígitos. 
  • Hiperinflación: Se produce cuando se dan aumentos de precios que superan el 1000% en un año. Provocan graves crisis económicas y no es lo habitual, tan solo aparece en situaciones de default o posguerra. 

Por otra parte, añadiremos dos conceptos adicionales: 

  • Estanflación: Conlleva que se produce un aumento de la inflación y desempleo, y puede darse en épocas de crisis económica, a la vez que se produce un estancamiento del PIB
  • Inflación subyacente: Nos indica la variabilidad de los precios de consumo pero en plazos cortos, por lo que es más preciso, dado que no se incluyen los precios energético que suelen ser más inestables ni de los alimentos no elaborados. 

Inflación actual en España

Como en el resto de Europa las tensiones macroeconómicas están derivando en una tasa de inflación significativa en España. Los últimos datos el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirman una inflación de hasta el 10,5%, por la variación de los carburantes, según una tasa que refleja encarecimiento de los alimentos, que experimentan la mayor subida de la serie histórica de la inflación INE 

Histórico de inflación en España 

Históricamente la tasa de inflación en España ha oscilado entre el -0,5% y el 24,5% en los 61 últimos años.  Durante el período de entre  1960 a 2021, la tasa media de inflación fue del 6,4% anual. En conjunto, el aumento de los precios fue del 3.935,49 %. Un artículo con un coste de 100 Euros en 1960 costaría 4.035,49 Euros a comienzos de 2022. 

Inflación e IPC. Cuál es la diferencia

Es muy habitual confundir el IPC con la inflación. Veamos a continuación qué es cada concepto y el porqué de la confusión.  

Cuando nos referiremos al IPC hablamos del índice que utilizaun número concreto de bienes o serviciosque una familia corriente adquiere en su día a día de manera habitual. Es lo que de forma común se conoce como la cesta de la compra y, fijándose en los precios que en ese momento actual tienen, se calcula cuánta variación hay en porcentaje respecto a otro momento del pasado, pudiendo ser el mes pasado, el año pasado, etc.  

Es precisamente por el concepto de cesta o conjunto concreto de bienes y servicios en lo que el IPC se diferencia de la inflación, dado que cuando hablamos de la inflación nos referimos al aumento generalizado de los precios de los servicios o bienes que existen en el mercado. Así, la inflación es la subida generalizada de los precios de una economía y no se fija en unos bienes y servicios concretos. 

Ejemplos de inflación

Pero para entender este concepto, podemos aplicar un caso cotidiano y ver ejemplificado cómo la inflación nos supone una pérdida de poder adquisitivo. Imaginémonos que en una economía, el precio de las manzanas es de 1 € el kilo, una persona con 5 € puede comprar 5 kilos, pero si el precio sube a 1,25 € ya solo podría comprar 4 kilos. Por ende su dinero cuenta con menor peso relativo y su poder adquisitivo se ha visto disminuido.  

Posts relacionados