Consultoría, el servicio innovador de GSE

7 mayo 2019 GSE Noticias

El departamento de consultoría es el departamento más “joven” de GSE. Hablamos con Leticia Espuelas, responsable del departamento de Consultoría de GSE Humansoftware acerca de sus funciones, tareas y los servicios que presta a los clientes.

¿En qué consiste este nuevo departamento?
El departamento de Consultoría es un complemento a los servicios que ofrecemos en GSE. La misión del departamento es que nuestros clientes trabajen de forma óptima tanto con nuestro software como con sus procesos de gestión administrativa.  Para ello analizamos la eficacia de éstos para mejorarlos o implantar nuevos métodos. Proponemos mejoras en los sistemas y en los procedimientos tanto administrativos como de sistemas de información y comunicación.

¿Cuáles son las razones que han motivado a su creación?
El departamento de consultoría es el siguiente paso lógico en la estrategia de GSE de acercarnos más a las necesidades de nuestros clientes. Hasta ahora ofrecíamos el software, la formación a nivel técnico y de normativa, y un servicio de soporte que nos permitía estar al lado de nuestros clientes. Pero faltaba algo más, el asegurarnos de que tanto los procedimientos como el uso que se le daba a nuestro software fuese el adecuado. De esta necesidad, surgió la idea de dedicar un departamento a esta labor.

¿Qué ventajas van a obtener los clientes con ello?
Por las especificaciones del tipo de servicio que es, cada proyecto de consultoría es único, totalmente adaptado a cada uno de nuestros clientes.  El punto de partida es la situación inicial del cliente, evaluando con él sus necesidades y cómo podemos llegar a resolverlas. No se implanta ningún sistema de gestión externo, sino que se adapta el que tiene cada cliente para que, a través de mejoras y automatizaciones, consiga optimizar su rendimiento. Esto hace que, al final del proceso, nuestros clientes sepan con seguridad que sus tareas de administración están optimizadas, y que puedan centrar sus esfuerzos en lo importante: crear valor para su cliente.

¿Cómo encaja este servicio en la nueva estrategia de Humansoftware?
Nuestra estrategia de Humansoftware encaja de lleno en el concepto de servitización, es decir, el añadir valor a través de la personalización y adaptación a cada cliente. 

Las empresas están evolucionando hacia lo que se denomina la industria 4.0 que es aquella que se adapta al mercado (cada vez más cambiante). Estamos evolucionando de un producto (rígido) a un servicio (que se personaliza) y que por lo tanto incrementa su valor.

¿Cómo coordináis este nuevo departamento con los demás técnicos de GSE?
El departamento de consultoría está continuamente en contacto con el departamento de soporte, incluso físicamente en nuestras oficinas.

La comunicación y la colaboración con los departamentos de soporte y de desarrollo es bidireccional. Por un lado, el departamento de consultoría tiene que estar al día de las diferentes actualizaciones que se hacen en el software, y por otro es un nuevo canal con el que mejorar nuestras aplicaciones.

Al conocer en detalle de cómo integra el cliente el software en sus procesos (qué funcionalidades utiliza, qué provecho obtiene de los programas y el por qué) tiene una visión mucho más cercana del cliente (de qué necesita éste y cómo conseguir cubrir todas sus necesidades).

¿Crees que el cliente lo percibe como un servicio de valor?
Por supuesto, es un servicio diferenciador con el que el cliente está seguro de obtener el máximo partido al software, y de que sus procesos administrativos siguen un método que le asegure el éxito.

Los clientes lo perciben como una gran ayuda para mejorar su sistema de trabajo, una visión externa diferente y con nuevas soluciones para mejorar su competitividad.

¿Crees que es diferenciador respecto a la competencia?
La mayoría de los desarrolladores de software compiten por precio, por volumen de clientes, pero la estrategia de GSE nunca ha sido esa. Siempre hemos invertido en personas y conocimiento para estar más cerca del cliente y ofrecer una calidad, una agilidad y una atención premium. Este nuevo servicio continúa con esta línea, mejorando GSE y ayudando a nuestros clientes a adaptarse a las siempre cambiantes necesidades de la gestión empresarial.

¿Qué competencias son necesarias para dar este servicio tan innovador?
En un puesto como éste, la clave del éxito es el conocimiento de los sistemas de gestión, el análisis crítico y la búsqueda de la eficiencia. Hay que conocer muy bien las condiciones de los clientes (ponerse en su lugar) para identificar áreas de mejora.

La base para realizar cualquier servicio de consultoría es un conocimiento profundo de las áreas implicadas y de diferentes metodologías de trabajo y organización.

En GSE ofrecemos lo mejor para nuestro cliente, por ello tiene que ser una solución totalmente personalizada.

¿Podrías describir en tres/cuatro pasos en qué consistiría el servicio?
Aunque cada proyecto es totalmente diferente, el esquema de trabajo es el siguiente:

Reunión de toma de contacto: nos reunimos con el gerente o responsable del área a evaluar para conocer, en un inicio el volumen del departamento y su metodología de trabajo. Durante la reunión recabamos información sobre qué buscan con el proyecto, en qué podemos ayudarle y en qué fases de sus procesos considera que podría mejorar.

Evaluación del proyecto: con la información recogida durante la toma de contacto se evalúa el alcance del proyecto y se planifican una serie de visitas con el personal implicado.

Visitas de recogida de información: se realizan varias visitas en las que observamos detalladamente las operaciones que se llevan a cabo (para analizar la situación de los procesos y de las herramientas de software). Se identifican aquellos puntos que son susceptible de mejora como pueden ser cuellos de botella, tareas repetitivas o manuales, etc.

Elaboración del informe: con toda la información anterior se elabora un informe detallando el análisis realizado en la fase anterior, identificando los puntos de mejora, y proponiendo una serie de recomendaciones, soluciones y o modificaciones.

Seguimiento del plan de implantación: se realiza un plan de implantación para medir el grado de avance en las implantaciones, realizar las oportunas correcciones (si las hubiere) y asegurar que las medidas adoptadas son efectivas. Es decir, nos aseguramos de que el cambio se realiza y es conforme a lo que el cliente necesita.